domingo, 24 de febrero de 2013

Fenia Chertkoff: educación rural en la zona. EDUCADORA



Escribe: Jesús Chirino

La ciudad de Villa María posee un merecido prestigio en el campo educacional  cuyo fundamento, en parte, puede encontrarse en una larga tradición de trabajo constante y fructífero desarrollado por hombres y mujeres dedicados a la docencia como así también a la capacidad de generar instituciones que proyectaran su quehacer. Así surgieron las escuelas, tanto urbanas como rurales, donde día a día los trabajadores de la educación desarrollan su tarea.
 
Madre e hija
 
La historia educacional en esta región, como en cualquier otra geografía, no puede ser vista como la suma de la actividad individual de algunos sujetos que descollaron en este campo.  La evolución histórica de la región, tanto en lo educacional como en cualquier otro aspecto, no puede sino leerse enmarcada en el desarrollo histórico más amplio que contempla los avances, retrocesos, ensayos, derivaciones e intentos producidos  en la compleja sociedad nacional. Claro que desde este espacio, que EL DIARIO dedica a la historia local y regional, nos ocupamos de destacar las particularidades dadas en nuestro entorno. Desde esta posición repasamos hitos locales a la vez que destacamos el trabajo de algunos hombres o mujeres que descollaron por su labor. En el campo de lo educativo son muchos los nombres propios que, a partir de su trabajo, acuñaron prestigio en Villa María y región. Todos ellos contribuyeron al desarrollo de distintos momentos de lo educativo y no siempre fueron reconocidos sus esfuerzos.
 
En 1916 tuvo inicio una experiencia que fijó un gran mojón de la historia de la educación en la región. Fue en ese año cuando Fenia Chertkoff comenzó a dictar clases regulares de lectura, escritura, labores y música a los hijos de los campesinos que trabajaban cerca del campo La Vera que años antes habían comprado Nicolás Repetto y Juan B. Justo, líderes del socialismo argentino. El referido establecimiento rural  se ubicaba a poco más de veinte kilómetros de Villa María y a unos siete de Tío Pujio, en dirección nordeste. El campo había formado parte de la estancia La Estrella, propiedad de Ruiz Hermanos. Repetto y Justo adquirieron en sociedad esa tierra, desarrollando en ella una interesante experiencia que excedió ampliamente la producción rural. De ello Repetto, esposo de Chertkoff,  dejó testimonio en su libro “Mi paso por la agricultura”.
 
Fenia, nació el 7 de octubre de 1869 en Odessa, a los 18 años egresó como maestra en esa ciudad rusa. Entre 1897 y 1898 estudió en Suiza y luego, en Francia completó sus estudios en la Sorbona especializándose en pedagogía, psicología para niños y educación a niños pequeños. Se formó en el método frobeliano, en esa época un enfoque revolucionario de la educación. Dicho método fue desarrollado por el pedagogo alemán Friedrich Fröebel quien también generó el concepto de jardín de infantes como espacio educacional para los niños más pequeños, donde se incorporaba el juego.
 
Fenia, maestra socialista y feminista de destacada militancia, llega a la zona con esa formación y, también, un importante trabajo en lo educativo. La experiencia educacional en La Vera, además de estar apoyada en la decisión de los nombrados Repetto y Justo, también contó con la participación de Victoria, hija fruto de la unión de Fenia con el poeta e ingeniero  Gabriel Gucovsky. La niña, nacida en 1890 en Italia, era tratada como hija propia por Repetto. Con el tiempo Victoria desarrolló una fecunda militancia socialista en lo educacional y por los derechos de las mujeres, los niños y los trabajadores.
 
La escuela rural
 
El 7 de enero de 1916 seis niños llegaron al comedor de la casa del campo La Vera, eran los primeros que respondían a la convocatoria para tomar clases que había realizado Fenia Chertkoff entre las familias de los colonos de la zona. Las clases eran dictadas con los niños sentados alrededor de la mesa del comedor de la casa de Repetto.  A fines de 1917 sus gestiones logran que se cree la Escuela Nacional N° 127 (luego N°338) dependiente del Consejo Nacional de Educación. A partir de la evaluación realizada por esta repartición estatal se consideró que el mejor lugar para erigir el edificio escolar era el campo propiedad de Mauricio Lovay. Pero antes de que las paredes demarcaran el nuevo espacio educacional, las actividades de la escuela se iniciaron en La Vera, junto a un bosquecito de algarrobos. En el mencionado libro de Repetto se dice “El escudo de la escuela, una bandera y una campana completaban el cuadro rústico de una cultura que se difundía al abrigo de los árboles casi seculares, musicada por los gorjeos de los pájaros de la selva”. Luego las clases pasaron a desarrollarse en un galpón del campo de Lovay, propietario que también presidía la Cooperadora escolar. Juan B. Justo realizó los planos que sirvieron de base para la nueva edificación, que fue erigida con el material donado por éste, Repetto, Lovay y los vecinos de la zona. La flamante escuela constaba de un aula grande y dos piezas para el docente. Los techos eran de zinc. Por entonces el maestro que cumplía funciones en el establecimiento era el mendocino Miguel Antequera.
 
A partir de la escuela surgió la biblioteca para acercar libros a los colonos y también una importante actividad cultural, siempre apoyado por los socialistas. No todo fue alegría allí, los docentes sufrieron los magros sueldos pagados por el Estado, renunciando varios de ellos. Muchas veces debieron hacerse colectas para la compra de lo esencial    para el funcionamiento de la institución escolar. Pero, los docentes saben de esto, la escuela siguió su marcha y el mojón cultural plantado por el esfuerzo colectivo de los colonos a partir de la acción de esas mujeres y hombres socialistas  fructificó en los aprendizajes de los alumnos que pasaron por esas aulas. 

FUENTE: 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Muchas gracias por comunicarse. GABY

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ARGENTINA PORTAL

NOTA

. Las imágenes en el Blog que no son propias son elegidas, en su mayoría, de Google Imágenes. Se agradece la posibilidad de poder utilizarlas con fines educativos y de difusión cultural.
.Los artículos publicados provienen de elaboración propia, de los autores y las páginas WEB mencionadas en cada uno de ellos. Nuevamente se agradece la posibilidad de poder utilizarlos con fines educativos y culturales.
. Las opiniones vertidas en el blog son responsabilidad de quienes las emiten.
. Se autoriza a utilizar información contenida en este blog siempre que se mencione la fuente.

IBSN

IBSN: Internet Blog Serial Number 2012-11-20-12

LICENCIA CREATIVE COMMONS

Licencia Creative Commons
El docente profesional por Gaby Bibliotecaria de Argentina se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://eldocenteprofesional.blogspot.com.ar/.